España:
Llame gratis al 900-97639
Otros Países: 54-11-4797-6672
English & German speakers call

Rinoplastía generalidades información

Antes - Después
Cirujanos Plásticos reconocidos Prensa Aspectos de Seguridad Hospitales

» Cirugía estética de nariz - Generalidades - Información

Publicar en mi Sitio

Biblioteca Centro Médico Rodriguez Palacios®
Por Staff médico RP
Todos los derechos reservados

Evite reclamos judiciales. Copiar o publicar textos con derechos reservados, es delito.


Compartir: Twitter

Leer el artículo completo sobre generalidades de la rinoplastía

Rinoplastia: cirugía estética de la nariz

El embellecimiento facial muchas veces se alcanza a través del simple embellecimiento de la nariz. La nariz, el centro del ovalo facial, tiene un protagonismo decisivo en la imagen de una persona. Así la forma de la nariz puede dulcificar o endurecer la expresión de una cara, también puede definir la belleza o fealdad de un rostro. La cirugía estética de la nariz es una de las pioneras dentro del gran espectro de la todas las cirugías plásticas. A lo largo de las décadas se fue perfeccionando la técnica de rinoplastía, pasando de resultados muy agresivos y evidentes a simple vista para el ojo de las personas comunes a resultados naturales. El objetivo que se busca con la cirugía de la nariz es lograr una suavización de los rasgos de la persona adecuado a su sexo y sobretodo que la nariz se vea natural.

Para hacer un buen diagnóstico del problema de una nariz es práctico dividirla en DORSO y PUNTA. Mirando una nariz de frente el DORSO correspondería a los 2/3 superiores y la punta al 1/3 inferior. En el dorso se pueden observar las gibas (o jorobas) cuando en el perfil la línea del dorso no es recta, desviaciones laterales según la línea media de la cara o ensanchamiento de los huesos nasales. En la punta se pueden detectar: puntas caídas cuando la punta de la nariz cae sobre el labio superior haciendo que el ángulo entre la nariz y el labio sea agudo en vez de recto. Los cartílagos alares (de la punta) pueden ser asimétricos, extremadamente grandes o con diferentes formas dando a la punta un aspecto bulboso, cuadrado, puntiagudo etc. También hay que reparar en los orificios nasales o narinas. Muchas veces las narinas son muy anchas y requieren un tratamiento especial. La Columela que es la columna de piel que separa ambas narinas puede asomarse excesivamente en la vista de perfil lo que se llama “columela colgante” o todo lo contrario “esconderse” entre las narinas. Finalmente hay que evaluar el pasaje de aire por ambos orificios nasales ya que muchas veces las obstrucciones nasales se deben a desviaciones u obstrucciones internas del tabique nasal o de los cornetes nasales . El tabique nasal o Septum es la pared interna que divide ambas fosas nasales.

Básicamente la nariz debe su forma a una estructura dura compuesta de hueso en la mitad superior y cartílago móvil en la mitad inferior. Esta estructura esta cubierta por el manto de la piel nasal por fuera y tapizada por la mucosa nasal por dentro, una especie de piel interna.

A grandes rasgos la cirugía estética de la nariz consiste primeramente en despegar la piel de la estructura dura de hueso y cartílago , lo que se llama esqueletizacion nasal para luego tallar y modificar esta estructura hasta la forma deseada. La piel luego se acomoda sobre lo tallado dándole la forma definitiva. Los cortes para acceder al hueso y el cartílago generalmente se hacen por dentro de los orificios nasales, en la mucosa nasal. El hueso y el cartílago se tallan con instrumentos especiales como escoplos, tijeras, cinceles etc . Muchas veces es necesario reforzar o remarcar ciertas zonas como por ejemplo la punta nasal a través de injertos de cartílago sobrepuestos al cartílago de la persona. Estos injertos se obtienen de diferentes lugares que pueden ser desde la propia nariz (cartílagos alares o tabique), cartílago de la oreja o aun costillas. También se pueden utilizar cartílago de banco. No se recomienda el uso de injertos de materiales artificiales para la reparación nasal debido a que son muy frecuentes sus rechazos. En estas rinoplastias convencionales el cirujano “ve” lo que esta tallando a través de la piel. En algunas puntas difíciles, muchos cirujanos prefieren acceder a esta a través de un abordaje abierto o “vía abierta”. Esto implica un corte en la piel externa que cruza horizontalmente la columela (que es imperceptible luego), para exponer a la vista la estructura osteocartilaginosa nasal y así poder tallarla y armarla con mas precisión . Las desviaciones nasales (laterorrinias) o obstrucciones aéreas se corrigen en la ultima etapa de la cirugía y muchas veces el cirujano plástico deja en manos del otorrinolaringólogo este paso que se denomina septumplastía (plástica del septum o tabique nasal).

Luego de lograr la forma deseada, se dan puntos de sutura en los cortes realizados y se coloca un vendaje duro especial para contener la inflamación y la forma conseguida. Muchas veces es necesario colocar tapones nasales en los orificios.

El yeso se mantiene por algunos días y luego puede ser necesario mantener un vendaje especial de acuerdo a la evolución de cada nariz. Los pacientes deben tener presente que los resultados definitivos se observan cuando la piel se ha desinflamado completamente y esto puede llevar de 6 meses a 1 año luego de la cirugía. El postoperatorio no es doloroso pero si se produce una deformación en el rostro determinado por los hematomas superficiales en la piel o equimosis que pueden llegar a durar varias semanas (con promedio de 3), y la inflamación de los tejidos nasales y perinasales como son los parpados y el labio superior. También se producen molestias al verse afectada la respiración nasal debido al edema o inflamación a lo que se suma la formación de costras en la superficie interna de la nariz. Puede llevar de 2 meses a 1 año recuperar la capacidad ventilatoria nasal.

Narices secundarias, retoques nasales, reconstrucciones nasales:

Puede ser posible que no se logre el resultado esperado en una cirugía de nariz.

Esto puede estar determinado por:

Normalmente una nariz puede ser reoperada (rinoplastia secundaria, terciaria, etc) sin problemas varias veces, pero es aconsejable dejar pasar un tiempo prudencial de por lo menos 5 a 6 meses desde la ultima cirugía para poder abordar los tejidos inflamados sin mayor dificultad. Muchos defectos pequeños se pueden corregir con inyecciones sin llegar a una cirugía. En general se usan corticoides para desinflamar ciertas zonas abombadas y sustancias de relleno especiales para corregir zonas deprimidas pequeñas.

La Bioplastia, procedimiento en boga actualmente, se refiere a modificar la forma nasal a través de la inyección de sustancias de relleno. Se debe tener en cuenta que solo un pequeño número de personas se pueden ver beneficiadas con este procedimiento ya que se pueden hacer correcciones agregando volúmen a la nariz, por lo que las narices grandes o con giba que son la mayoría de las narices que recurren a la cirugía, no son pasibles de utilizar este método. Sí es adecuado para levantar puntas caídas cuando es leve el problema, mejorar dorsos muy excavados, corregir asimetrías, etc.

Las reconstrucciones nasales se refieren a operaciones de la nariz cuando estas están gravemente deformadas ya sea por cirugías previas o tumores nasales. Puede ser necesario reconstruir una parte de la nariz o directamente toda la pirámide nasal. Se pueden lograr resultados alentadores a lo largo de varios procedimientos quirúrgicos hasta llegar a la forma adecuada. Toda la superficie de la piel nasal puede suplantarse con la piel de la frente dejando una minima secuela allí y la estructura ósea / cartilaginosa se puede recrear con cartílago de la misma nariz, orejas, o costillas si se necesita mucho material.


VER TODO SOBRE RINOPLASTIA


From USA & Canada, Tool Free: 1-888-339-3358 - Desde España, Llame Gratis: 900-97639 - From UK, Tool Free: 0-100-047-033